Terminación del contrato

Cuando hablamos de una terminación nos estamos refiriendo, a que por una de las partes, por consentimiento de ambas o por un causa justa que se le imputa a la otra, se le puede poner fin al contrato, pudiendo hacerlo, tanto el patrono como el trabajador; Sin embargo, tenemos también la figura de la suspensión, que implica una interrupción de las labores por una de las partes o por ambas, siendo esta suspensión de carácter total o parcial, esta tiene la implicación del incumplimiento de las labores, siendo estas el hecho de que el patrono no pague los salarios o que los trabajadores no presten de forma debida los servicios. Los tipos de suspensiones que pueden existir los la colectiva total o parcial; y la individual parcial o total.