DERECHOS DE AUTOR

 Los derechos de autor son una forma de protección a las expresiones de creatividad, de arte y literatura. De igual forma los derechos de autor pretenden reconocer dos grandes áreas a quienes produjeron las obras: los derechos morales y los derechos patrimoniales. A través de los derechos morales se puede exigir el reconocimiento de la obra a su autor. Los derechos patrimoniales son, esencialmente, la facultad que tiene el autor de explotar la obra y decidir cómo explotar la misma.

 

Así, debido a los avances en todos los ámbitos esencialmente el tecnológico, los derechos de autor también son esenciales para protección de programas de ordenador –sus códigos-. La música y fonogramas, así como las diversas formas de expresión de arte, tales como obras de teatro, expresiones audiovisuales, etc. En comparación con otros derechos, el derecho de autor se genera desde que la obra fue puesta en conocimiento del público o bien desde que se publicó. Sin embargo, es necesario su registro a través de los diversos medios legales, contando con la adecuada asesoría para tales efectos ya que permite que el autor tenga seguridad de que se le reconozcan sus más diversos beneficios en cuanto autor de obras.