DESPIDOS



En Guatemala, se regula en el Código de Trabajo, las causas que permiten al trabajador terminar sus labores dentro de un centro de trabajo, es decir, poner fin a su contrato. Estas pueden ser:

 

  1. Cuando no le pague el salario completo

  2. Cuando el patrono se conduzca de manera abiertamente inmoral

  3. Cuando acuda a la injuria o la calumnia

  4. Cuando se traslade al trabajador a un puesto de menor categoría o con menos sueldo

 

Ahora bien, también se regula las formas en las que el patrono, puede despedir a los trabajadores de forma justa. Estas son:

 

  1. Cuando el trabajador se conduzca de manera inmoral o acuda a la injuria o a la calumnia

  2. Cuando el trabajador cometa algún delito o falta contra la propiedad en perjuicio del patrono

  3. Cuando revele secretos

  4. Cuando deje de asistir al trabajo por 2 DIAS LABORALES COMPLETOS Y CONSECUTIVOS, o durante 6 MEDIOS DÍAS LABORALES en un mismo mes calendario

  5. Cuando el trabajador se NIEGE acatar las normas o instrucciones del patrono.

 

¿cómo proceder?

En caso del patrono: El patrono tiene que tener claro que la legislación laboral protege siempre al trabajador. Ello implica evidenciar que el tema del despido es delicado y puede devenir en diversas situaciones. Lo recomendable es terminar las relaciones laborales documentándolas –desde su inicio-, documentando los pagos a los trabajadores, así como las causas que dieren motivo para el despido.

El patrono puede tener dos grandes escenarios al momento de despedir a un trabajador. Primero, despido con justa causa. El efecto de éste tipo de despido es que el patrono no tendría que pagar el monto de indemnización al trabajador, puesto que la ley prevé que cuenta con una causa justa para su remoción. El patrono debe documentar y estar seguro de contar con la prueba y/o elementos suficientes que fundamenten esa causa de despido.

Segundo, despido sin causa justificada. Por voluntad propia del patrono. En este caso el patrono, además de las prestaciones laborales pendientes de pago, deberá pagar al trabajador un monto de indemnización por despido sin causa justificada.

  • Es decir, la ley prevé que el trabajador obtenga un beneficio adicional por haber sido despedido sin que exista una causa que lo justifique. Ese beneficio es el pago de una indemnización (un salario completo por año trabajado).

 

En caso del trabajador: Tomando como base los dos escenarios que hemos explicado, el trabajador puede optar por aceptar el despido (con sus respectivos pagos e indemnizaciones si proceden). O bien, puede optar por demandar al patrono para que prueba la causa del despido o bien pague más de lo que recibió.

Ello, por supuesto, conlleva que tanto el patrono y el trabajador inicien una controversia en la vía judicial.